23 de May de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Actualidad > 50 especies de aves migratorias cruzan el Valle de Aburrá cada año

50 especies de aves migratorias cruzan el Valle de Aburrá cada año

El Valle de Aburrá se convierte en un escenario impresionante cada año con el paso de unas 50 especies de aves migratorias que cruzan la región en busca de condiciones climáticas favorables y alimento. Sin embargo, este fenómeno no está exento de desafíos, y las aves enfrentan numerosas dificultades en su travesía, especialmente cuando atraviesan áreas urbanas.

En lo que va del año 2024, el Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación (CAVR) de fauna silvestre ha atendido a un total de 18 aves migratorias que han ingresado al territorio metropolitano en busca de refugio y alimento, pero que lamentablemente han terminado en situaciones de emergencia. Entre las especies atendidas se encuentran el atrapamoscas verdoso, el gavilán migratorio, el cuco americano, el sirirí migratorio, entre otros.

«Andrés Gómez, supervisor del CAVR de fauna silvestre, comentó: «Un gran espectáculo viene sucediendo en nuestro Valle de Aburrá, el paso de las aves migratorias, las cuales desde octubre del año pasado vienen migrando desde otros territorios por condiciones climáticas y cambios estacionales».

Aunque este desplazamiento natural es un fenómeno fascinante, las aves migratorias enfrentan desafíos considerables cuando atraviesan áreas urbanas como el Valle de Aburrá. El ruido, las edificaciones y la contaminación lumínica son solo algunas de las amenazas que ponen en riesgo su supervivencia.

Ante esta situación, el equipo del CAVR insta a los ciudadanos a reportar cualquier emergencia relacionada con aves migratorias en situación de vulnerabilidad a través de la línea de emergencias de fauna silvestre: 3046300090. Este servicio está disponible todos los días de 6:00 a.m. a 10:00 a.m., incluyendo atención vía WhatsApp.

El Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de fauna silvestre del Área Metropolitana es un proyecto desarrollado en convenio con la Universidad CES, que busca proteger y preservar la diversidad de especies que habitan o migran por el Valle de Aburrá.