13 de June de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Actualidad > Centro de Fauna Silvestre atiende a 407 tortugas, el 57% rescatadas del tráfico ilegal

Centro de Fauna Silvestre atiende a 407 tortugas, el 57% rescatadas del tráfico ilegal

En el Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación (CAVR) de fauna silvestre, se han atendido 423 tortugas de diferentes especies, de las cuales el 57% han sido víctimas de la tenencia y tráfico ilegal. Esta práctica ilegal ha llevado al desarrollo de graves problemas de salud en las tortugas, siendo el piramidismo una de las enfermedades más comunes observadas.

El piramidismo es una deformación del caparazón de las tortugas, caracterizada por el crecimiento anormal de las placas. Esta condición no solo afecta la apariencia de las tortugas, sino que también les provoca dolor, problemas de movilidad y dificultades respiratorias. Además, el caparazón, vital para su protección, regulación de temperatura corporal y almacenamiento de minerales esenciales, se ve gravemente comprometido.

La especie más afectada en el CAVR ha sido la morrocoy, con 308 ingresos. Estas tortugas, como muchas otras, llegan al centro debido a las consecuencias del cautiverio, que incluyen enfermedades metabólicas severas. Andrés Gómez Higuita, supervisor del CAVR de fauna silvestre del Área Metropolitana, destacó la gravedad de esta situación: “Recordemos que esta especie también puede generar enfermedades zoonóticas, como es la Salmonella, por tenencia ilegal en nuestras casas. Desde el Área Metropolitana hacemos un llamado a aprender a cohabitar con todas las especies silvestres, pero en libertad”.

El CAVR, en colaboración con la Universidad CES, trabaja arduamente para rehabilitar a estas tortugas y otras especies de fauna silvestre. Este esfuerzo no solo busca restaurar la salud de los animales afectados, sino también educar a la comunidad sobre la importancia de respetar la vida silvestre y las consecuencias del tráfico y tenencia ilegal de animales.

La tenencia ilegal y el tráfico de fauna silvestre no solo ponen en riesgo la vida de estos animales, sino también la salud pública. El Área Metropolitana y el CAVR continuarán sus esfuerzos para combatir estas prácticas y promover la convivencia responsable con la vida silvestre.