13 de June de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Actualidad > Preocupación en Cali por Amenazas del ELN contra concejales y ediles

Preocupación en Cali por Amenazas del ELN contra concejales y ediles

Hay temor en la capital del Valle del Cauca tras conocerse la presunta amenaza del Ejército de Liberación Nacional (ELN) contra representantes del Concejo Distrital y ediles que ejercen su labor comunitaria en la ciudad.

La denuncia fue realizada este fin de semana por el presidente del Concejo de Cali, Carlos Andrés Arias, quien socializó el panfleto en el que se detalla la amenaza.

Muerte a los Presidentes de junta comunal Brisas del Limonar, Mariano Ramos, La Unión y Ciudad 2000 y sus esposas. Los únicos líderes de este sector donde operamos la 1ª Línea y nos tienen discriminados y no hemos visto colaboración con nuestra organización y recibimos ya orden de nuestro respaldo armado ELN de empezar a tomar acciones contra ustedes si no empiezan a colaborar con la causa”, se lee al inicio del documento.

Ante esta situación, el concejal Arias solicitó a las autoridades competentes garantizar la vida de los Ediles de la Comuna 16, así como a los Concejales que estarían siendo amenazados mediante el panfleto.

“El panfleto intimidatorio circula en la comuna 16, por consiguiente corresponde a los órganos de inteligencia y de seguridad brindar protección a los líderes de ese territorio porque la amenaza es al ejercicio democrático de participación que está representado en las Juntas Administradoras Locales, las Juntas de Acción Comunal y el Concejo”, expresó Arias.

El hecho es materia de investigación y las autoridades no han emitido un pronunciamiento oficial frente a la veracidad de las amenazas. Sin embargo, concejales y ciudadanos piden atención ante estas acciones intimidatorias que atentan contra la democracia.

La situación ha generado un ambiente de incertidumbre y preocupación en Cali, donde los líderes comunitarios han jugado un papel crucial en la cohesión social y el desarrollo de los barrios. Las autoridades locales y nacionales están bajo presión para esclarecer la situación y garantizar la seguridad de los representantes comunitarios.

Se espera que en los próximos días se tomen medidas concretas para proteger a los amenazados y asegurar que puedan continuar con su labor sin temor a represalias. La comunidad internacional también está atenta a la respuesta del gobierno colombiano ante este nuevo desafío a la paz y la democracia en el país.