25 de May de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Economía > Empresarios del plástico en crisis por impuesto

Empresarios del plástico en crisis por impuesto

Los empresarios del Plástico alertaron sobre la crisis que se vendría en el país por dos artículos contradictorios en la Reforma Tributaria, se trata de los artículos 50 y 51 que pretenden cobrar un impuesto desproporcionado a todos los plásticos, calificándolos como de un solo uso.

Este impuesto, tiene una contradicción entre el legislador y la DIAN sobre el responsable de pagar dicho impuesto

Cristián Halaby, presidente de la Cámara Ambiental del Plástico, asociación gremial colombiana con el mayor número de empresas del sector, explicó que los riesgos que están asumiendo son enormes ya que los responsables de pagar el impuesto serían quienes los fabrican, producen o importan. “No podemos permitir que nuestros empresarios asuman el riesgo económico, de tener que responder al Estado colombiano por los exorbitantes valores que como impuesto y carga tributaria ha establecido el legislador colombiano en contra de los plásticos de un solo uso”

El dirigente gremial dijo que el impuesto es desproporcionado en comparación con el costo del producto “el impuesto es 2.160 pesos por cada kilogramo lo que significa más del 20 por ciento del costo promedio de un producto de plástico”.

El impuesto no podría discriminarse en la factura de venta por lo que hay que pagar renta, IVA e ICA . “hay un enredo de quién lo paga, cómo se paga, de dónde sale la plata, cómo se cobra, incumpliendo el principio de certeza tributaria” aseguró Halaby

Este impuesto generará un incremento en los costos de logística y operación de todas las empresas y comercios en Colombia, así como una incertidumbre tributaria y generará posiblemente mayor inflación a la economía colombiana debido a que estos costos los pagará el consumidor final

Este nuevo impuesto además de encarecer los plásticos de un solo uso que son los que se utilizan para envasar, embalar o empacar bienes, generaría la pérdida de 250 mil empleos en Colombia.

Se verán afectadas más de 2.400 micro pequeñas y medianas empresas que no solamente generan 250.000 empleos directos y 1 millón de empleos indirectos, sino que además los plásticos para empacar, embalar o envasar, dinamizan la economía nacional en muchos otros sectores y a la postre también se verán afectados y lo más grave es que pretenden introducir este impuesto, incluso a los

productos plásticos que son exportados, haciendo menos competitiva la industria plástica colombiana en el mundo y poniendo en jaque también los empleos que dependen de este tipo de productos exportables.

En otras palabras, ataca la economía nacional, encarece los productos terminados, fomenta la informalidad el contrabando y la evasión de impuestos, disminuye la competitividad de los empresarios colombianos, afecta el bolsillo de los más pobres e incrementa la inflación por el efecto en cascada que produce el impuesto a unos productos tan sensibles y tan necesarios en la economía de cualquier país, Declaró el Doctor Andrés Botero, Director ejecutivo de la Cámara Ambiental del Plástico