23 de May de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Internacional > El PP ganó las votaciones en España

El PP ganó las votaciones en España

España votó este domingo en unas elecciones anticipadas que estuvieron marcadas por el calor extremo y que arrojan unos resultados más ajustados de lo que indicaban los sondeos.

Con casi el 100% de los votos escrutados, el conservador Partido Popular (PP) liderado por Alberto Núñez Feijóo ganó por delante del Partido Socialista (PSOE) del actual presidente del gobierno, Pedro Sánchez.

El PP obtuvo 136 escaños, por 122 del PSOE.

El partido de extrema derecha Vox se situó en tercer lugar con 33 escaños y la coalición de izquierda Sumar en cuarto, con 31.

El Congreso de los Diputados tiene 350 escaños, por lo que se necesitan 176 para tener mayoría. Con los resultados actuales, ninguno de los dos grandes partidos puede gobernar en solitario.

A partir de este lunes comenzarán las negociaciones para pactos de investidura y quizás Sánchez podría repetir como presidente con el apoyo de Sumar y de fuerzas independentistas más pequeñas.

Pese a ganar, es muy complicado que Feijóo pueda llegar a ser presidente. Si no hay acuerdos, también es posible que se vuelvan a repetir los comicios en unos meses.

La calculadora de los pactos

Tras el intenso recuento de votos, que deja un resultado más ajustado de lo que se preveía, empiezan los cálculos para ver quién podrá formar gobierno.

Los sondeos auguraban una victoria contundente del PP, pero sin mayoría absoluta, lo que le obligaba a recurrir a Vox en busca de apoyo para gobernar.

El PP llegaba de obtener resultados muy positivos en las elecciones regionales y locales del 28 de mayo, lo que llevó a Sánchez a adelantar los comicios de este domingo, en los que minimizó daños hasta el punto de que puede volver a intentar ser presidente.

Y es que PP y Vox no alcanzan una mayoría suficiente para hacer coalición, por lo que los socialistas tendrán la oportunidad de formar otro gobierno porque tienen más opciones para crear alianzas con otros partidos.

«Siete años después hemos vuelto a ganar las elecciones», dijo Feijoó, líder del conservador PP, que pasó de 89 a 136 escaños, algo que, sin embargo, puede que no sirva para dirigir España.

«Los españoles han dado la confianza al PP y nos han dicho que dialoguemos, y como líder del partido más votado, debo liderar el diálogo e intentar gobernar con la victoria electoral», dijo el político conservador, que reclama que el partido que gane las elecciones lidere el gobierno.

Sánchez, pese al segundo puesto, celebró que mejoró los resultados de hace cuatro años y que el bloque de derechas no alcanzó la mayoría necesaria para gobernar.

“Tenemos más votos y más escaños que hace cuatro años”, destacó el presidente en funciones ante sus seguidores y dejó entrever que puede intentar formar gobierno.

Es una de las paradojas del sistema parlamentario español, muy diferente al presidencialista que es común en América Latina.

«Este país cambió y dejó el bipartidismo que vivió durante unos 30 años y ahora hay que adaptarse a un parlamento más variado, con terceros partidos y fuerzas periféricas. Y Núñez Feijóo no puede llegar a pactos en este nuevo contexto», le dijo a BBC Mundo el escritor y analista político Daniel Bernabé.

Feijoó reclamó al PSOE que no «bloquee» el gobierno de España, es decir, reclamó una abstención de los socialistas en la investidura, algo que le permitiría ser presidente, pero que no parece probable.