20 de April de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Internacional > Francia marca un hito al incluir el derecho al aborto en su Constitución

Francia marca un hito al incluir el derecho al aborto en su Constitución

El día de hoy, Francia ha marcado un hito al convertirse en el primer país en incluir el derecho al aborto en su Constitución. Las dos cámaras del Parlamento francés se han reunido en una sesión extraordinaria para introducir en la Carta Magna la «garantía de libertad de las mujeres para recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo». Este hecho representa un logro histórico para el movimiento feminista, sin precedentes a nivel internacional.

Los 925 parlamentarios franceses fueron convocados por el presidente Emmanuel Macron, quien no estuvo presente durante la sesión por mandato legal, respetando así la división de poderes. El texto fue aprobado en la Asamblea Nacional con 492 votos a favor y 30 en contra. En el Senado, también obtuvo mayoría absoluta con 267 votos a favor y 50 en contra. La votación de hoy era necesaria para consolidar los cambios.

En total, 780 parlamentarios han respaldado la reforma constitucional que modificará el artículo 34 de la Carta Magna para incluir el derecho al aborto, mientras que solo 72 diputados han rechazado el texto. La propuesta ha contado con un amplio respaldo popular y ha recibido apoyo de todos los partidos políticos. El proceso legislativo ha durado cerca de 18 meses. En marzo del año pasado, Macron se comprometió por primera vez a cambiar la Constitución para «consagrar la libertad de las mujeres para recurrir al aborto». La prensa francesa había estado especulando durante semanas sobre la posibilidad de que el presidente decidiera celebrar el Congreso Constitucional a principios de marzo, con el fin de promulgar el texto definitivo el 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer.

Esta es la primera modificación a la Constitución francesa desde 2007, cuando Sarkozy cambió cerca de la mitad de los 89 artículos de la Carta Magna para «modernizar» la V República. En esta ocasión, la reforma llega para consolidar una de las principales conquistas del movimiento feminista, precisamente cuando se cumple medio siglo desde su despenalización. «Es un hito fundamental que quedará grabado en la historia», afirmó el recién elegido primer ministro, Gabriel Attal.