26 de May de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Opinión > ¿A dónde vamos a llegar?

¿A dónde vamos a llegar?

Con los acontecimientos de esta última semana en Colombia, solo podemos preguntarnos: ¿Hasta dónde piensa llegar el gobierno de Gustavo Petro? Pues, lo que hemos visto es que es un gobierno que en lo último que piensa es en el bienestar económico y social del país.

Resulta que esta semana que pasó, inició la discusión y votación en el congreso de la Reforma Política de Gustavo Petro, reforma que deja unas grandes incertidumbres en el país y crea desigualdades políticas abismales, como, por ejemplo: Crea una financiación estatal desde la base de que los partidos con mayor número de congresistas reciban mayor dinero para las campañas, y los que menos tienen, pues recibirán menos. Esto es demasiado grave para la democracia; ya que significa la perpetuación en el poder por parte del PH, algo bastante similar a lo que sucedió en Venezuela.

Otra de las polémicas que crea esta reforma, es la OBLIGATORIEDAD de listas cerradas en las elecciones, decisión que a mí parecer no hay que celebrar, ya que las listas cerradas crean grandes desigualdades al interior de los partidos al momento de ocupar el puesto en una lista. Los caciques le van a robar la oportunidad a otros candidatos de llegar a cargos de elección popular. Siempre he sido partidario de que cada candidato esté en la condición de demostrar su capacidad de convencimiento al elector. Tampoco me parece sano que se imponga la obligatoriedad de género, cada candidato debe llegar a un cargo por sus propuestas y políticas públicas que impacten positivamente en el país, no por su género.

Pero a pesar de todo, esto no es lo más grave. Lo realmente alarmante son las políticas del gobierno en materia económica, esta semana nos anunciaron que Colombia suspenderá la exploración y explotación de gas y petróleo en el país. Primero, esto aumenta el desempleo en grandes cantidades a nivel nacional. Segundo ¿Cómo vamos a recuperar la inversión que genera el petróleo y el gas en Colombia? ¿Conoce realmente el gobierno el retroceso que piensa generarle a Colombia al suspender este importante sector productivo? ¿Qué alternativa nos propone el gobierno al suspender la explotación y exploración en el país?.

Claramente, el gobierno no puede responder ninguna de estas preguntas ya que simplemente está dando un salto al vacío e improvisando, o la respuesta que se ha vuelto común en los gobiernistas “estamos aprendiendo”. Cada vez el “aprendizaje de este gobierno nos sale más caro y es cada vez, más riesgoso.