23 de May de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Opinión > El gobierno de la delincuencia

El gobierno de la delincuencia

Para ningún colombiano es un secreto que, para el gobierno de Gustavo Petro, desde el 7 de agosto de 2022, es prioridad inamovible el beneplácito y la complacencia para la delincuencia y el terrorismo. Este, este un gobierno que a buscado a toda costa y con todos los medios de tratar de justificar unos “diálogos” absolutamente fracasados.

Los terroristas se han burlado del propio gobierno con el dichoso “cese bilateral” que anunciaron a bombo y platillo, no pasaron ni 48 horas de tregua cuándo el ELN ya estaba cometiendo atrocidades en contra de la población, luego empezaron lo que hace años no se veía en el país como las voladuras de oleoductos en las zonas petroleras, aumento de atentados a miembros de la fuerza pública, en realidad, fue un cese unilateral humillando a nuestros solados que se tenían que quedar de brazos cruzados mientras los terroristas hacen de las suyas en todo el territorio y con el aval del propio gobierno, en realidad fue un cese “unilateral”.

Pero esto no es todo, en los Pozos del Caguán, indígenas entraron ilegalmente a un terreno privado secuestrando y torturando policías, la respuesta del gobierno nacional, claramente fue la más obvia; quedarse de brazos cruzados y permitirles a los indígenas hacer lo que les da la gana. Pero, lo que no le contaron al país, pero que el exdirector de la policía si se atrevió a contra, fue que, en esa misma alteración al orden, el ministro del interior fue secuestrado por los propios indígenas ¡Habrase visto! Y para mayor indignación dijo el ministro sobre los policías secuestrados se refirió diciendo que era una “retención” que vergüenza que un ministro se  ponga del lado de la delincuencia.

La joya de la corona la encontramos esta semana con una noticia revelada por la FM, el canciller Álvaro Leyva está implicado (presuntamente) en un lavado de activos en favor de las FARC. Con la reaparición de alias “Iván Mordisco” líder la nueva guerrilla “el estado mayor” que en realidad son las mismas FARC; se descubrió una carta en donde “Tiro Fijo” designó al canciller como vocero de las FARC en las negociaciones del Caguán, luego, el mismo en 2016 antes de que se diera la firma de los acuerdos de la Habana, Álvaro Leyva entregó unas “notas para la regularización y aplicación de recursos monetarios que conforman la economía de guerra de los insurgentes”.

El propio Juan Manuel Santos, lo designó como negociador plenipotenciario del gobierno para defender los intereses del propio gobierno en la negociación, no para defender los intereses de las FARC pero el dio un listado con unos puntos para que legalizaran los activos, obtenidos ilegalmente por la guerrilla. Es tanta la sinvergüencería del hoy Canciller, que pidió la creación de una fiducia para legalizar todos esos bienes productos del narcotráfico, la extorsión y el despojo, pero que simplemente le usaran el 30% de los activos para la reparación de las victimas del conflicto ¿Será tanta la desfachatez de este señor? Con esto, el gobierno de Gustavo Petro, por un mínimo de decencia por las victimas (si es que la tienen) que este señor sea removido de su cargo por engaño al país y al propio gobierno cuando se surtió la negociación de la habana, y por estar involucrado en lavado de activos. No más premios para la delincuencia y la corrupción.