26 de May de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Opinión > Estamos patas arriba.

Estamos patas arriba.

columna por Kevin Triana

Con cada semana que pasa son muchos más los colombianos descontentos con el gobierno de Gustavo Petro y sus reformas que buscan acabar con todo lo que conocemos hoy en día. Es un gobierno que no entiende la realidad del día a día de la inmensa mayoría de los colombianos.

Cada día nos levantamos con una polémica mucho más grave que la anterior, cuando no son los chats del hijo del presidente, donde se justifica diciendo “ Yo no lo crie”, es el adefesio al que le llamaron reforma política; que atentaba gravemente el sistema electoral colombiano, son las declaraciones del comandante de la policía confesando el secuestro del ministro del interior en los pozos del Caguán, un hecho que ocultaron simplemente por no molestar a los indígenas, es un entramado de corrupción en cuanto a la importación de gas desde Venezuela con el fin de favorecer a unos privados y al régimen de maduro, entramado que se viene gestando desde la elección de Gustavo Petro, es una reforma laboral donde en la letra menuda viene una reforma tributaria escondida, también hay que decir con claridad que es una reforma que solo beneficia al 5% de los trabajadores del país ¿Pero qué curioso no? Es ese mismo 5% adscrito a los sindicatos de Colombia.

Con este ápice, podríamos decir que esta reforma laboral no es en pro de la mayoría de los colombianos, sino que simplemente es una reforma para cumplirle el capricho a los sindicatos, de igual forma que con el proyecto de paz que solo beneficia a la criminalidad y no los somete a la justicia o como todo lo de este gobierno, que favorece a la delincuencia y a las minorías resentidas y no trabaja realmente en pro de la inmensa mayoría de colombianos que se levanta día a día a buscar un mejor futuro y una estabilidad económica, aquí solo piensan en como beneficiar a los delincuentes y hampones. Todo para la delincuencia, nada para la gente trabajadora y honesta de este país.

Esto también ha dejado ver dentro de la población, algo que ha descrito muy bien la Senadora Paola Holguín la “petrotusa”, ciudadanos arrepentidos de haber votado por Gustavo Petro y otros decepcionados, porque en campaña se vendió como el “cambio” y estando en el gobierno está haciendo totalmente lo opuesto a lo que prometió y sino que lo diga Francia Márquez con el famoso “pues de malas” cuando se le cuestionó el uso constante del helicópteros del ejército.