22 de July de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Opinión > María Antonieta, la concejal más votada de Belmira que ahora va por la Asamblea de Antioquia.

María Antonieta, la concejal más votada de Belmira que ahora va por la Asamblea de Antioquia.

columna escrita por: Diego Ospina

De cara a las elecciones locales y regionales a celebrar el próximo mes de octubre en Colombia, en el departamento de Antioquia tenemos la fortuna de contar en esta contienda electoral con una candidata a la Asamblea Departamental del talante y las competencias profesionales y humanas de la Trabajadora Social Maria Antonieta Triviño González.

María Antonieta tiene una gran trayectoria al servicio de las personas desde el sector cooperativo, además tiene una gran experiencia política en su región ya que fue concejal del municipio de Belmira durante dos periodos, lo que le otorga la suficiencia de conocer las necesidades de las comunidades en diversos temas, con un enfoque en el sector agroindustrial y social.


Los años al lado de los trabajadores y campesinos desde la cooperativa Colanta le dan el conocimiento del sector rural porque ha visto cómo se gestionan las vivencias asociadas al campesino, con diversas formas de tenencia de la tierra y organización, que produce para el autoconsumo y la producción de excedentes con los cuales participan en el mercado a nivel local, regional y nacional.


Como compañero conozco de cerca que una de sus mayores preocupaciones ha sido la seguridad alimentaria, para lo cual ha elaborado planes que se han ejecutado milimétricamente teniendo claro el norte estratégico y el objetivo de la campaña en este rubro, pudiendo tomar decisiones acertadas y ser, entre otras cosas, eficientes con el manejo del recurso, anticipando crisis y problemas que puedan surgir en el camino para reducir los riesgos y los costos asociados a estos, por lo anterior el sentido de cooperación y trabajo en equipo hacen parte de su ADN revistiéndola de una capacidad de liderazgo gestionada desde el respeto y la concertación.


En este sentido, María Antonieta cuenta con un equipo que tiene clara cuál es la estrategia de su campaña, cuál es el mensaje que se quiere proyectar con su labor y cuál es el público al que estarán dirigidos sus esfuerzos a la hora de al toma de decisiones. Saberse rodear ha sido una fortaleza de esta Antioqueña de 44 años, quien empodera a su equipo a través de la confianza transmitiéndola esencia de su personalidad tranquila y serena, pero de carácter y perseverancia que la hacen un poco obstinada a la hora de luchar por sus convicciones.


Esta mujer, que estoy seguro será diputada de Antioquia tiene la habilidad de organizar sus prioridades poniendo de primero los intereses de la comunidad por encima de los propios y es por eso que el eje de su campaña está pensado a partir de una causa ciudadana. Y así dan cuenta los ejes temáticos con los cuales desea trabajar tanto en su campaña desde la Asamblea en el próximo periodo.


Medir sus decisiones ha sido una de sus mayores fortalezas en cada rol de liderazgo que ha tenido tanto en el sector privado como en el servicio público; pues la toma de decisiones acertadas le concedió la confianza del municipio de Belmira convirtiéndola en la concejal mas votada en su periodo, en el cual dejo su huella positiva y que aun se recuerda en este sector del norte del departamento donde se anhela su regreso y que por su arraigo lleva en su corazón. María Antonieta nunca olvida de donde viene y en efecto, no pierde de vista, los objetivos por los que trabaja, por lo que ha encontrado en la política el vehículo para brindar su servicio.

Su campaña austera se lleva a cabo en reuniones con sus electores, saliendo a la plaza pública, tocando puertas y visitándolos barrios, es decir, en la calle, pues esa es la política que la hija de doña Claret conoce al lado de la gente.