17 de April de 2024 New York
Dark Light

Blog Post

Diario Editorial > Tendencias > Hospedarse en la calle más cool de Medellín, una experiencia única

Hospedarse en la calle más cool de Medellín, una experiencia única

En Provenza, un sector ubicado en el barrio El Poblado de Medellín Colombia están los mejores restaurantes, licoreras y discotecas de la ciudad, la calle principal fue elegida por la revista Time Out como una de las calles cool del mundo y es allí donde está ubicado el Hotel Acqua, un espacio al que llegan quienes quieren hospedarse en el lugar más chévere de la ciudad.

Los huéspedes viven una experiencia única porque a solo unos pasos pueden encontrar restaurantes con gastronomía de todos los países, bares, discotecas y personas de todo el mundo que recorren la ciudad y que llegan a este destino imperdible.

Caminar por Provenza es un placer tanto para los habitantes de Medellín como para los turistas nacionales e internacionales. Es un barrio iluminado, con calles angostas y en el que a lado y lado puedes encontrar desde el plato más exótico hasta tiendas de ropa.

Entre las ventajas de quedarse en el Acqua están la seguridad ya que están vigilados las 24 horas por la policía por lo que el huésped se siente seguro, pero además la calidez de llegar a un lugar que es como la casa ya que el personal esta dispuesto para lo que necesiten sus huéspedes y les ayudan a programar desde tours hasta citas médicas, además el desayuno es delicioso.

En Provenza se transmite alegría, es solo salir del hotel para encontrar en plena calle las mesas de muchos de los negocios por lo que puedes compartir en un espacio de libertad en el que te sientes seguro y puedes comer mientras ves a la gente caminar, pararte a bailar o simplemente conversar y disfrutar del olor de las montañas y del clima perfecto en la ciudad de la eterna primavera.

El lugar donde está ubicado el hotel Acqua es tan famoso en Medellín que la artista antioqueña Karol G llamó una canción con su nombre, hoy Provenza es uno de sus grandes éxitos “No sé si te convenza, nos damos un rocecito por Provenza” se canta en bares y discotecas